15 Consejos para utilizar un Trípode correctamente. Por Foto24

Normalmente un trípode es uno de los primeros accesorios que el que está empezando en fotografía añade a su equipo. Tendemos a pensar que utilizar un trípode es muy sencillo. Solo tendremos que poner la altura que nos interesa extendiendo las patas, colocar la cámara, y listo. Pero ajustar un trípode correctamente nos va a permitir sacarle más partido y, por lo tanto, mejorar nuestra técnica y también nuestras fotografías.


Es posible que algunos de estos consejos ya los tengas interiorizados y los hagas de forma automática. Pero seguramente otros no los habías tenido en cuenta. Por lo tanto, si quieres aprender a usar un trípode de forma adecuada, te aconsejamos que le eches un vistazo a los siguientes trucos. Una vez empieces a ponerlos en práctica, lo harás siempre de forma natural y obtendrás más velocidad al usar tu trípode además de una mayor precisión a la hora de colocar tu cámara.


15 Consejos para utilizar un trípode correctamente


Hay una gran cantidad de situaciones y modalidades fotográficas en las que es imprescindible usar un trípode, como ya os contábamos en este artículo. Pero, ¿lo estamos usando de forma adecuada?


1. Antes de nada, define tu composición


Situar un trípode puede suponer dedicar un tiempo. Es por ello que no es mala idea que, antes de colocar el trípode, tengas claro cuál es la composición que quieres obtener. Para ello solo tendrás que dedicar un tiempo a mirar a tu alrededor, observar al sujeto que quieres retratar o al objeto que vas a fotografiar y decidir antes de instalar el trípode. Este trabajo previo puede ahorrarte una corrección del trípode posterior que hará más lento el desarrollo de tu trabajo.


2. Vigila el peso que instalas en el trípode


Este factor es esencial en un trípode y uno de los que más se consultan a la hora de escoger un trípode adecuado a nuestras necesidades. Y es que tienes que tener en cuenta, no sólo la capacidad de carga máxima del trípode, también la de la rótula. Seguramente venga especificado en la ficha técnica del producto.


Asegúrate de que el equipo (cámara y objetivo) que quieres usar no exceden el peso máximo que puede soportar el trípode y la rótula. Si este peso es mayor, la estabilidad de todo el equipo puede peligrar.


3. Al utilizar un trípode coloca una de las patas mirando a lo que vas a fotografiar


Este truco es muy sencillo, pero a lo mejor nunca te lo habías planteado. Al situar una de las patas mirando hacia el sujeto, paisaje u objeto que vas a fotografiar tendrás más espacio en el otro lado, entre las dos patas restantes, para moverte sin tropezar con ninguna de ellas. La manipulación de la cámara será mucho más cómoda. Además, ganarás en estabilidad si tienes que inclinar la cámara hacia abajo.


4. Extiende las secciones de las patas en el orden correcto


Esto puede parecer lógico pero nunca está de más apuntarlo. Las patas de los trípodes están divididas en varias secciones y, a la hora de extenderlas, lo más adecuado es extender primero las más gruesas, ya que nos van a dar más estabilidad, y dejar para el final las secciones de menor grosor. De esta forma se conseguirá asegurar el equilibrio del equipo.


5. Usa las patas adecuadas para cada tipo de terreno


Para obtener la mayor estabilidad en tu trípode y en tu cámara debes tener en cuenta el tipo de terreno en el que vas a instalar el trípode. Si estás fotografiando en un terreno blando como arena de playa, césped, nieve o barro, lo más adecuado será usar puntas puntiagudas que muchos trípodes ya incluyen. En algunos solo tendrás que sustituir las puntas de goma por las de acero puntiagudas y en otras tendrás que quitar las puntas de goma. Así conseguirás que el trípode esté asegurado al suelo de forma correcta.


6. Intenta no extender la barra central al utilizar un trípode


La barra central de tu trípode da menos estabilidad así que, si no es totalmente imprescindible, lo ideal es que la extiendas si no te queda más remedio. Sabemos que extender la barra central te va a resultar más sencillo que tener que estar extendiendo las tres patas una por una, pero para garantizar la seguridad de tu equipo y conseguir la mayor estabilidad, lo ideal es utilizar las patas extendidas y dejar la columna central sin extender.


7. La barra central debe estar vertical y perpendicular al suelo


Si tu trípode tiene nivel de burbuja será muy fácil situar la barra centrar de forma vertical y perpendicular al suelo. Al poner la barra en esta posición estarás garantizando el equilibrio de tu equipo y que el peso de la cámara está bien distribuido entre la tres patas.


8. Asegura los cierres de la rótula antes de soltar la cámara al utilizar un trípode


Muchas veces estamos intentando trabajar a tanta velocidad que se nos olvida comprobar los cierres de la rótula. Y es que no fijar bien estos cierres puede darnos un buen disgusto. Pensamos que instalar un trípode solo se trata de colocar correctamente las patas, pero no. Es también importante que siempre nos acordemos de chequear que los cierres que sujetan tu cámara a la rótula están bien fijados.


9. No fuerces los cierres al utilizar un trípode


En este caso me refiero especialmente a los cierres de rosca. Intenta no forzar este tipo de cierres que hay que apretar o aflojar cuando estamos usando el trípode. Es normal que nos aseguremos de que los cierres están bien apretados para garantizar una buena estabilidad del equipo. Pero no debemos apretarlos en exceso ya que, al usarlos de esta forma durante mucho tiempo, podemos terminar dañándolos.


10. Al utilizar un trípode con un objetivo corto usa un soporte en L


Los soportes en L te permitirán cambiar tu cámara de posición horizontal a posición vertical de forma super rápida y fluida. Además, son más estables con objetivos que no tengan grandes distancias focales y, al mantenerse la cámara sobre el trípode, también se mantiene la altura que hayas elegido para tu trípode.


11. Vigila que las patas no salgan en la foto al usar un gran angular


A veces se nos puede olvidar la gran cantidad de campo de visión que un gran angular es capaz de captar. Y en ocasiones, si hemos colocado las patas de cierta forma, alguna de ellas puede aparecer en la composición. Es por ello importante que nos aseguremos de que ninguna de las patas de nuestro trípode aparece dentro del encuadre que queremos hacer cuando tenemos instalado un gran angular en la cámara.


12. Cuando uses un teleobjetivo debes utilizar un soporte para tele


Al instalar objetivos de grandes distancias focales en tu cámara el mayor peso lo tendrá el objetivo, y, por lo tanto, la cámara se inclinará hacia adelante cuando la tengas instalada en el trípode. Es por ello muy recomendable utilizar un soporte especial para teleobjetivos que te permitirá instalarlo en el trípode y así equilibrar el peso entre la lente y la cámara.


13. Al utilizar un trípode, cuelga tu mochila o bolsa en la columna central


Si tu trípode tiene un gancho en la columna central, no lo dudes, ese es el mejor lugar para colocar tu mochila o bolsa fotográfica, especialmente si estás fotografiando en un día con mucho viento. Al poner tu mochila en la columna central estarás añadiendo peso extra al trípode, de esta forma conseguirás asegurar su firmeza y posición.


14. Dispara a distancia del trípode


Si estamos usando un trípode es porque queremos garantizar que nuestro equipo está firme y que no tendrá movimientos involuntarios o trepidaciones. Por ello sería una pena que después de todo el proceso de instalar la cámara en el trípode, la fotografía salga movida porque hemos disparado pulsando directamente en el botón de la cámara. Para evitar esto puedes usar un mando intervalómetro o un disparador a distancia, que, además, te dará un montón de beneficios en una gran cantidad de disciplinas fotográficas, por ejemplo, para conseguir el movimiento de las nubes en el cielo, lightpainting, flashpainting, etc.


15. Al utilizar un trípode apaga el sistema de estabilización


El sistema de estabilización está pensado para eliminar movimientos involuntarios, como vibraciones, que se pueden producir al fotografiar. Pero si estamos usando un trípode, este sistema no nos va a ser necesario. Por eso es recomendable apagarlo, estaremos ahorrando batería y el sistema no estará intentando eliminar un movimiento que realmente no se está produciendo.


Conclusión sobre cómo utilizar un trípode correctamente


Ya ves que instalar un trípode no es solo cuestión de extender sus patas. Hay muchos otros factores que te recomendamos que tengas en cuenta para que le saques verdadero partido a tu trípode. Puede que al principio, tener tantos detalles en cuenta, te haga trabajar con más lentitud. Pero una vez le pilles el truco lo harás todo de forma mecánica y no tendrás ni que pensarlo. Ganarás en efectividad y en seguridad para tu cámara. ¡No dejes de poner estos consejos en práctica y aprovecharás al máximo el potencial de tu trípode!


3 vistas0 comentarios
  • Black Facebook Icon
  • Black Instagram Icon
  • Icono negro LinkedIn

© 2021 by Jorge Bodas

Firma Jorge Bodas v2 Negra.png
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now