Fotografiar la Vía Láctea con un Equipo Básico: ¿Es Posible? Por DZoom

De nuevo, los compañeros de DZoom nos deleitan con unos pasos muy sencillos para conseguir fotografías de la Vía Lactea, independientemente del equipo que tengas. Os dejo con este artículo que promete ser de lo más interesante...


Seguro que más de una vez has visto fotografías con unos cielos estrellados de ensueño y lo primero que has pensado ha sido: "Sí, vale, ¿pero con qué equipo están hechas? ¡Yo con mi equipo básico no saco eso ni de milagro!".


¡Pues te equivocas! No te negaré que en fotografía nocturna el equipo es importante, pero puedes conseguir mucho más de lo que te imaginas si sigues algunos consejos mucho más importantes que tener un equipo a la última. A veces sentimos la necesidad de comprar una cámara nueva cuando lo único que necesitamos es aprender a sacarle un mayor partido a la que ya tenemos. ¿Te animas a intentarlo?


Lo Más Importante No es el Equipo


No te obsesiones con el equipo, porque ni de lejos es lo más importante para conseguir fotografiar las estrellas de forma satisfactoria. Sin duda, lo esencial para conseguir una buena toma de las estrellas es alejarte de la contaminación lumínica. Si consigues esto, ya tienes el 80% de la fotografía hecha.

Buscar cielos limpios de contaminación lumínica es tan importante que aunque cuentes con el mejor equipo del mundo, si disparas pegado a un foco de contaminación lumínica (como por ejemplo una gran ciudad) no vas a conseguir sacar prácticamente nada decente. Así pues, será importante seguir dos consejos fundamentales:


1. Aléjate lo máximo posible de los los núcleos urbanos


Los focos de población y núcleos urbanos emiten una gran cantidad de contaminación lumínica hacia el cielo, y eso eclipsa muchísimo las estrellas. Cuanto más grande sea la ciudad, más nos tendremos que alejar de ella para que su contaminación lumínica no nos afecte. Especialmente en las grandes ciudades, nos tendremos que alejar muchos kilómetros, más de 50 e incluso 100 para ciudades tan grandes como Barcelona o Madrid.


Así que lo principal será alejarnos de todas estas zonas tan iluminadas y buscar un sitio más oscuro. Y no solo el lugar donde estemos fotografiando debe estar alejado de las zonas urbanas. También será importante que no haya ningún foco de población importante en la dirección hacia la que disparamos, sino su resplandor amarillento nos aparecerá en el horizonte.


Para encontrar el lugar idóneo, una página muy útil es Light Pollution Map, donde podremos ver sobre el mapa qué zonas son las más limpias (de contaminación lumínica). Esta web también dispone también de app móvil, tanto para Android como para iOS.


2. Evita la luna


Más incluso que las ciudades, el mayor foco de contaminación lumínica que encontramos en el cielo nocturno es la luna. Sobre todo cuando está llena, eclipsa las estrellas más que cualquier gran ciudad, así que deberemos evitarla a toda costa si queremos fotografiar las estrellas. Aun así, disparar fotografías nocturnas con luna nos puede servir para iluminar de forma muy natural todo el paisaje, que también queda muy bonito, pero a costa de perder muchísimas estrellas. Pero éste ya es un tipo de fotografía diferente a lo que buscamos ahora, que es fotografiar la vía láctea.


Así que para este cometido lo mejor será salir en noches de luna nueva (o muy menguada), o en noches en las que la luna salga ya bastante tarde o, por el contrario, se esconda pronto. Así podremos conseguir un cielo oscuro y libre de contaminación lumínica.


El Ruido: ¿Un Enemigo Imbatible?


Ahora estarás pensando: sí, vale, pero mi problema no es alejarme de la contaminación lumínica sino que mi cámara saca muchísimo ruido en ISOs altas, y la fotografía nocturna requiere usar ISOs muy altas. Es cierto, para conseguir fotografiar las estrellas vamos a necesitar subir bastante la ISO, a 1600 o 3200 como mínimo. ¿Eso significa que ya no puedes conseguir una buena fotografía con tu equipo? ¡Para nada! Contamos con una infinidad de opciones para luchar contra el ruido.


1. Opciones de Reducción de Ruido de Nuestra Cámara


La gran mayoría de las cámaras tienen dos opciones de reducción de ruido que debemos conocer:


A. Reducción de ruido en ISOs altas: Esta opción reduce el ruido de la fotografía pero nos hace perder nitidez, y solo actúa sobre el archivo en JPG, no sobre el RAW, así que no es recomendable activarla. Podemos hacer esto mucho mejor más tarde, desde cualquier programa de edición, y de una manera mucho más precisa y controlada.


B. Reducción de ruido en exposiciones prolongadas/largas exposiciones: Esta, en cambio, sí es una opción muy interesante. Con esta opción activada, la cámara dispara (al terminar la fotografía) otra toma de la misma duración en negro, de la cual extrae un patrón de ruido y lo aplica a la toma anterior para reducir su ruido sin pérdida de nitidez. Como desventaja, es cierto que esta opción duplica la duración de las fotografías y que es inviable, por ejemplo, para hacer un star trails, un time lapse o para disparar a intervalos para capturar estrellas fugaces o rayos. Pero si no requieres disparar tomas tan seguidas, sin duda es una opción que siempre deberías tener activada, sobre todo si tu cámara no tiene una buena gestión del ruido en ISOs altas y exposiciones largas.


2. Reducción de Ruido en el Procesado


Sin duda la reducción de ruido en el procesado nos va a ayudar mucho a conseguir fotografías mucho más limpias, incluso aunque disparemos con equipos antiguos o básicos.


Todos los programas de edición de imagen y de revelado RAW cuentan con un panel de reducción de ruido más o menos sofisticado, que nos ayudará a suavizar el ruido de nuestras tomas, tanto el ruido de luminancia como el ruido cromático. Eso sí, reducir el ruido (sobre todo el de luminancia) va a mermar mucho la nitidez de nuestras tomas, así que deberemos buscar un término medio entre ruido y nitidez para encontrar el equilibrio perfecto.


3. Apilado para Reducir el Ruido


Este método es todavía más efectivo que la reducción de ruido habitual en el procesado que acabamos de ver, porque no resta nitidez. Sigue el mismo principio que la opción de reducción de ruido en exposiciones prologadas de nuestra cámara: analiza el patrón de ruido de diferentes tomas y lo elimina. En este caso la técnica consiste en disparar diversas fotografías iguales seguidas y después alinearlas y apilarlas usando los objetos inteligentes de Photoshop. Eso sí, las tomas deberán ser cuanto más seguidas mejor, por lo que si vas a utilizar el apilado para reducir el ruido, te recomiendo que apagues la Reducción de ruido en exposiciones prolongadas.


Aunque tu cámara pueda ser algo antigua o muy básica y saque más ruido que otras, no debes limitarte y pensar que no puedes conseguir fotografías nocturnas decentes. Como ves hay muchos métodos para reducir ese ruido, y este último es especialmente efectivo.


Cambia de Objetivo, no de Cuerpo


Si pese a seguir todos estos consejos consideras que tu equipo se te queda corto, no te culpo. Está claro que con un equipo superior te será más sencillo conseguir buenas tomas del cielo nocturno. Pero antes de ponerte a mirar nuevas cámaras, ¿te has planteado buscar un objetivo mejor?


Piensa que un cuerpo nuevo lo único que te va a ofrecer es un menor ruido en ISOs altas. Sí, por supuesto que esto es importante, pero ya has visto la cantidad de métodos que tenemos para tratar de reducirlo al máximo. Quizás te interese más olvidarte de tu objetivo kit y buscar un objetivo más acorde para fotografiar el cielo nocturno. Sí, estoy hablando de un objetivo gran angular bastante luminoso. La inversión será mucho menor que comprar un cuerpo nuevo y puedo asegurarte que notarás la diferencia, incluso más que comprando una cámara nueva.


Y es que para fotografiar las estrellas, tan importante es subir la ISO como poder disparar más segundos o abrir más el diafragma (y además esto no nos incrementa el ruido). Y esto nos lo va a proporcionar un objetivo con las características que te comentaba. El Tokina 11-16 mm. F2.8 o el Samyang 14 mm. F2.8 son dos claros ejemplos del objetivo al que me refiero: un objetivo gran angular, con una apertura de diafragma máxima bastante decente. ¡Y a un precio más que asequible!


1. Tiempos de Exposición Más Largos


¿Sabías que un objetivo gran angular te va a permitir disparar tiempos de exposición más largos que tu objetivo kit? ¿Por qué?


A causa del movimiento rotatorio de la Tierra, cuando disparamos fotografías de larga exposición para captar las estrellas, estas empiezan a dejar una traza pasados unos segundos. En vez de verse como puntitos en el cielo, empiezan a verse como líneas.


A cuanta más distancia focal disparemos, estas líneas serán evidentes más rápidamente, por lo que si queremos conseguir que las estrellas luzcan como puntos en nuestra fotografía, deberemos controlar bien el tiempo de exposición que estamos usando. Cuanta más distancia focal tenga nuestro objetivo, menos segundos podremos disparar antes de que las estrellas empiecen a dejar traza.


Es por eso que un objetivo gran angular te va a ayudar a conseguir mejores fotografías de las estrellas y de la vía láctea. No solo porque te va a permitir abarcar más cielo y paisaje, sino también porque podrás disparar más tiempo. Y disparar tiempos de exposición más largos significa que podrás extraer más información de la luz de las estrellas y, por tanto, se marcarán más las estrellas y las formas de la vía láctea en tu fotografía.


Existen muchas app's con calculadoras que nos ayudarán a saber cuál es el tiempo máximo que podemos disparar, aunque si no contamos con una siempre podemos directamente hacer pruebas con diferentes tiempos y hacer zoom en nuestra cámara para ver si las estrellas han salido movidas o no.


2. Una Mayor Apertura de Diafragma


Para captar la máxima luz posible de las estrellas necesitaremos abrir el diafragma al máximo, por lo tanto un objetivo más luminoso nos permitirá utilizar diafragmas más abiertos. Además, esta luminosidad extra nos ayudará no solo a conseguir más información de las estrellas sino también a exponer correctamente las fotografías sin necesidad de subir excesivamente la ISO e incrementar demasiado el ruido.


Así pues, optar por un objetivo gran angular bastante luminoso nos ayudará mucho a mejorar nuestras fotografías del cielo nocturno.


¿Te Animas a Intentarlo?


Espero que después de leer este artículo te hayas convencido por fin de que el equipo no lo es todo en fotografía nocturna, y que puedes conseguir tomas de la vía láctea mucho mejores de lo que nunca imaginaste sin tener que gastar ni un euro en equipo. ¿Te animas a intentarlo?


Fuente: DZoom

16 vistas0 comentarios
  • Black Facebook Icon
  • Black Instagram Icon
  • Icono negro LinkedIn

© 2021 by Jorge Bodas

Firma Jorge Bodas v2 Negra.png
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now