Tipos de sensores en fotografía y sus características. Por Foto24

Existen diferentes tipos de sensores en fotografía y es muy importante que los conozcas antes de comprar una cámara. Dependiendo de sus características, te permitirá o no conseguir las fotografías que deseas. Además de sacarle el máximo partido a los objetivos que tienes en casa o aquellos que tienes pensado adquirir a largo plazo.


Sensores en fotografía


Las primeras cámaras analógicas proyectaban las fotografías en películas o carretes. La luz se plasmaba en este formato que nos impedía trabajar con cierta rapidez. Con la llegada de las cámaras digitales, las películas dejaron de ser necesarias ya que estas nuevas piezas incluían un sensor donde se reflejaría la luz y por lo tanto nuestra imagen.


El sensor es la pieza más sensible de nuestra cámara y probablemente la más importante. Con forma rectangular en su mayoría, compuesta por multitud de celdas fotosensibles de un tamaño minúsculo, cuya función es recoger la luz.


Cada una de estas celdas tiene un fotodiodo que convierte la luz que llega a través a del objetivo, en electricidad. Esa electricidad a su vez se transforma en información en el procesador de nuestro equipo. Cuantas más celdas tengan los sensores en fotografía, mayor luz y por lo tanto mayor información serán capaces de recoger y procesar. Cada una de estas celdas corresponde al término más conocido como píxel. Es decir, si nuestra cámara está compuesta por 23Mpx podremos decir que tiene 23 millones de celdas fotosensibles.


Los sensores en fotografía al ser piezas tan sensibles, deben estar constantemente protegidos y estar lo menos posible en contacto con el exterior. Su limpieza también será clave para que la información que se recoja sea de calidad y por lo tanto consigamos fotografías muy nítidas.


Tipos de sensores en fotografía


Una vez tenemos localizado el sensor de la cámara, debemos conocer qué tipos existen.


Sensores en fotografía: Full Frame o formato completo


Estos sensores en fotografía son los que normalmente se usan en cámaras profesionales. Es el sensor de mayor tamaño y que por lo tanto, consta de mayor número de celdas fotosensibles a la luz, siendo capaces de capturar mayor información de la escena. Tiene un tamaño de 36 x 24 mm.


Cuando pensamos en sensores Full Frame lo primero que imaginamos son cámaras de gran tamaño y de gran peso... aunque eso quedó atrás. La ausencia de espejo y la renovación en sus construcciones, reducía en gran medida las cámaras de grandes dimensiones. Así se evita uno de los grandes inconvenientes que suponía adquirir una cámara con sensor Full Frame.


Sensores en fotografía: APS-C


Estos sensores en fotografía son los más habituales. El sensor APS-C es el que tienen la mayoría de cámaras estándar del mercado. Su fabricación es rápida y menos costosa, lo que abarata los precios considerablemente. Tiene un tamaño de 22.2 x 14.8 mm en cámaras Canon, mientras que en cámaras Sony, Nikon y Pentax tiene un tamaño de 23.6 x 15.7 mm.


Que tenga menor número de celdas fotosensibles, no impide que este tipo de sensor sea capaz de conseguir resultados espectaculares. Pero sí supone tener en cuenta la distancia focal de los objetivos que vamos a añadir a nuestro equipo de trabajo.


Cuando trabajamos con un sensor APS-C y un objetivo de distancia focal estándar 18-55mm, es decir el objetivo que se suele incluir en los kits de cámara, la distancia focal real no será de 18mm, sino que será mucho más al menos unos 27mm. Y esto se aplicará a cualquier objetivo.


Es decir, si quieres trabajar con un objetivo gran angular de 14mm o 15mm, tendrás que adquirir un objetivo con una distancia focal menor como 11mm. Mientras que será realmente útil cuando quieras trabajar con astrofotografía o fotografías de aves y fauna salvaje. Ya que si estás trabajando con un teleobjetivo, su distancia se verá aumentada, es decir, conseguirás primeros planos de escenas alejadas de ti.


Otros sensores


Estos dos sensores en fotografía son los más habituales, pero existen muchos tipos más. Por ejemplo el Micro Cuatro Tercios característico en cámaras Olympus y Panasonic con un tamaño de 17.3 x 13 mm. O los sensores Foveon específicos de cámaras Sigma con un tamaño de 20.7 x 13.8 mm.


En cuanto a las cámaras compactas, destacar que existen tres tipos de sensor: 7.6 x 5.7mm, 7.18 x 5.32 mm y 5.76 x 4.29 mm. Estos son los más habituales, aunque existen muchos más. Recuerda que cuanto más pequeño sea, menor número de celdas fotosensibles y por lo tanto menos información será capaz de recoger de la escena que tenemos delante.


Sensores en fotografía: Tipos de tecnología de sensor


Este también es un factor a tener en cuenta antes de decantarte por adquirir una cámara u otra. El sensor de nuestra cámara es el encargado de convertir la luz que le llega en información digital, pero existen diferentes sistemas o tecnologías para realizar esta conversión. Sus diferencias radican en el proceso de fabricación y en su rendimiento.


Existen diferentes tipos de sensores, pero en esta ocasión nos centraremos en los dos más conocidos y que por lo tanto tiene la mayoría de las cámaras del mercado.


Sensor CCD


El primero que se lanzó al mercado era el sensor CCD. Actualmente es el más caro de fabricar, ofrece un procesamiento de la imagen mucho más lento pero con excelentes resultados.


Sensor CMOS


Este tipo de sensor es el que tienen la mayoría de cámaras del mercado. Su fabricación es menos costosa lo que nuevamente abarata los precios de las cámaras y ofrece un procesamiento mucho más rápido igualando ya la calidad de los sensores CCD.


Por si esto no fuese suficiente, los sensores CMOS consumen menos batería por lo que suponen una clara ventaja con respecto a otros sensores.


Sensores en fotografía: Otros aspectos a tener en cuenta


Como comentaba anteriormente, que decidas adquirir una cámara con un tipo de sensor u otro no solo repercutirá en la distancia focal real que vayas a utilizar en tus sesiones de fotografía. También afectará directamente en la nitidez que vas a conseguir de ahora en adelante.


Cuanto mayor número de celdas fotosensibles, más información recogeremos de cada fotografía. Pero esto no será suficiente si no trabajamos con un objetivo que nos permita recoger la mayor cantidad de luz posible, es decir, que trabaje con una gran apertura de diafragma como f/1.4 o f/1.8.


Si por el contrario se trata de un objetivo poco luminoso con grandes deficiencias que posibiliten la aparición de refracciones y aberraciones cromáticas. Y si además trabajas con un sensor de formato completo, más probabilidad existen de que se plasmen las deficiencias en tus resultados finales.


La sensibilidad ISO también será un factor que influirá directamente en el sensor de tu cámara. Cuanto mayor sea su valor, más sensible a la luz se hará. Esto es especialmente útil para recoger luz en la oscuridad. Sin embargo, cuando esta información no se puede conseguir por la total oscuridad que hay en la zona y la información en esa celda fotosensible, se transforma en ruido.


Siempre que sea posible, usa valores ISO bajos o intermedios y así evitarás la aparición de ruido de la que hablamos.


Espero que te haya sido de ayuda toda esta información sobre los sensores en fotografía antes de decidirte a comprar una cámara. Si tienes algún dato curiosos sobre los sensores de las cámaras ¡no dudes en compartirlo con nosotros!

3 vistas0 comentarios