Trípode VS Monopie, Ventajas y Desventajas de cada uno. Por Foto24

Los accesorios de estabilización son de los primeros productos que cualquier fotógrafo que está comenzando debe incorporar a su equipo. Cuando estamos recién llegados la gran cantidad de opciones puede abrumarnos un poco y hacernos dudar sobre cuál es la mejor elección para nosotros. Una de las mayores dudas es la oposición trípode vs monopie. ¿Cuál es más adecuado para según qué fotografía? ¿Cómo saber cuál debemos elegir en una sesión u otra? Ambos ofrecen más estabilidad que si estás trabajando con la cámara en mano. Pero cada uno tiene sus propias características, así como ventajas y desventajas. En este artículo veremos cuáles son para que puedas crearte una opinión por ti mismo/a.


Ventajas y usos de los trípodes


Empecemos con los trípodes. Seguro que has visto montones, son esos accesorios de tres patas que casi todos los fotógrafos tienen. Están pensados para proporcionar a la cámara un punto de apoyo estable donde instalarla. Hay una enorme variedad de ellos, diseñados de todos los tamaños y con diferentes rótulas o cabezales. Las rótulas son la parte superior de los trípodes, el lugar en el que instalas la cámara.


Los trípodes son super útiles cuando buscamos hacer algún efecto que implique unos tiempos de obturación largos. Por ejemplo, para hacer el efecto seda en el agua, para captar las estelas de los coches o para astrofotografía. Los trípodes también son ideales para la fotografía macro o la fotografía de estudio ya que te permitirán tener la cámara fijada en un punto concreto. Otra de las técnicas que invitan a usar un trípode son lo time-lapses, ya que con un trípode te aseguras de que no hay saltos entre una toma y otra.


Sin embargo, los trípodes también tienen algunas desventajas.


Desventajas de usar un trípode


Una de las principales desventajas de cualquier trípode, especialmente los trípodes de tamaño “estándar”, es decir, que no son minitrípodes, es que pueden resultar bastante pasados. Así que si sabes que vas a tener que cargar con ellos bastante tiempo tienes que pensarte bien si usarlos o no. Además, instalarlos puede llevar algo de tiempo. Es verdad que cuando lo usas varias veces puedes instalarlos con más rapidez, pero los movimientos veloces van a estar algo limitados.


Ventajas y usos de los monopies


Cuando una gran estabilidad no es la prioridad, muchos fotógrafos prefieren usar un monopie. Como ya sabrás el monopie, en contraposición a los trípodes, tienen una sola pata como soporte y su parte superior dispone de una conexión para la cámara. También puedes encontrar una gran variedad de tamaños y diferentes capacidades para soportar más o menos peso.


Los monopies son geniales para situaciones en las que no quieres llevar mucho peso. Por ejemplo, si tienes que andar bastante hasta el lugar donde va a fotografiar, quizás llevar un monopie antes que un trípode sea buena idea. Si vas a realizar una sesión fotográfica que, en un principio, vas a realizar con la cámara en mano, puede llegar un momento en que lo brazos se agoten de llevar tanto peso, especialmente si estás usando un teleobjetivo de gran tamaño. Para estas ocasiones no es mala idea llevar el monopie para instalar la cámara y así dejar a los brazos descansar.


Y, por supuesto, un monopie te permitirá moverte con mayor libertad y rapidez. Si vas a fotografiar o grabar en lugares muy abarrotados o si tienes que moverte con rapidez, un monopie te va a resultar más adecuado que un trípode.


Desventajas de los monopies


Como ya te podrás imaginar, la principal desventaja de un monopie es que no te ofrece la estabilidad y la seguridad que sí tendrás con un trípode. Así que si estás pensando en hacerte con un monopie, debes tener en cuenta este aspecto. Además, para realizar tomas de largas exposiciones un trípode no te servirá porque saldrán todas las fotos movidas. También debes tener en cuenta que si estás en exteriores en un día con un poco de viento, un monopie no te será de ayuda e incluso puede hacer peligrar tu equipo.


Trípode vs Monopie: Conclusión


Nuestra conclusión está clara: Ni el trípode es mejor que el monopie ni viceversa. Todo depende de la aplicación que le quieras dar. Si estás buscando mucha estabilidad porque la modalidad fotográfica que vas a practicar la necesita, lo ideal es que uses un robusto trípode, con una gran capacidad de carga y unas patas robustas. En cambio, si buscas llevar menos peso en tu equipo, y la estabilidad no es una prioridad, entonces no lo dudes, un monopie es lo que necesitas.


Lo bueno de hoy en día es que existen accesorios dos en uno. Sí, como lo lees, trípodes que se convierten en monopie. ¡Así que tendrás estos dos accesorios tan imprescindibles en un solo accesorio! ¿Para qué elegir cuando puedes tener lo dos?


Fuente: Foto24

2 vistas0 comentarios
  • Black Facebook Icon
  • Black Instagram Icon
  • Icono negro LinkedIn

© 2021 by Jorge Bodas

Firma Jorge Bodas v2 Negra.png
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now